Aprende a incorporar el aceite de coco en tu vida diaria

Si todavía no estás convencido de consumir aceite de coco, terminarás de convencerte luego de este post. El aceite de coco es un producto natural que aporta innumerables beneficios a nuestro organismo, especialmente si se consume apropiadamente. Entre ellos, podemos destacar, la aceleración del metabolismo que facilita la pérdida de peso, el fortalecimiento del sistema inmunológico, el mejoramiento de las afecciones cardíacas y es ideal para mantener una piel suave y radiante.

Si lo que buscas es tener una vida plena y saludable, incluir el consumo moderado de aceite de coco, es una buena forma de comenzar. A continuación te contamos todos sus múltiples usos y formas de consumo:

 

  1. Tú infusión favorita + aceite de coco = la mezcla perfecta

Añade una pequeña cantidad de aceite de coco a tú café, chocolate caliente, infusión de hierbas o cualquiera que sea tu bebida caliente predilecta. ¿Por qué? Debido a que no pierde ninguna de sus propiedades bien sea si se añade en una bebida fría o caliente, haciendo que los ácidos grasos de cadena media que se hayan en este regalo de la naturaleza, estén al alcance de tus manos.

 

  1. Tus batidos sabrán mejor

Ahora vamos con la otra mitad de las personas que realmente prefieren las bebidas frías, si amas los smoothies tanto como nosotros, estamos seguros que son una pieza fundamental en tu dieta. Si este es el caso, añade una pequeña cantidad de aceite de coco para tener la dosis diaria que requiere tu cuerpo de triglicéridos de cadena media de forma saludable.

 

  1. ¡Prepara tus propias barras energéticas!

Sí, a todos nos cuesta acostumbrarnos al principio a la dieta, sin embargo, hay meriendas saludables que harán del proceso una transición sencilla y que te mantenga siempre lleno. ¿Cómo lograrlo? ¡sencillo! De acuerdo a tu dieta y preferencias de alimentos, busca o crea tu receta favorita y sustituye las grasas (manteca, mantequilla, entre otras), por aceite de coco. ¡Disfruta!

 

Aprende a incorporar el aceite de coco en tu vida diaria
Aprende a incorporar el aceite de coco en tu vida diaria

 

  1. ¡Sí, también puedes incluirlo en tus postres!

Si eres de las personas que aunque se someta a estricta dietas, siempre desea un dulce y rico postre, el aceite de coco es tu mejor aliado a la hora de hornear. Puedes usarlo como endulzante natural ya que esta es una de sus propiedades, de esta forma tu repostería no perderá su dulzura y seguirá siendo saludable. Un plus de incorporarlo es que le brinda a tu organismo ácido laúrico que tu cuerpo necesita.

 

  1. Olvídate de renunciar a la comida frita

¿Cuántos han escuchado que no deben comer alimentos fritos cuando se está a dieta? Sí, es cierto. Pero no por eso debes entristecerte porque si no lo sabías, el aceite de coco es el ideal para freír tus alimentos. Es netamente resistente al calor por lo que soporta altas temperaturas y tus platillos no perderán nunca lo crujiente. ¿Lo mejor? Es que gracias a sus cualidades estables no hace que tus comidas absorban todas las grasas malas que otros aceites causan.

 

  1. ¡Los salteados son buenas ideas también!

Si te gustan las verduras, carnes o pescados cocidos de forma natural y sin muchos condimentos, puedes prepararlos salteados. Hacerlo con aceite de coco brinda un sabor fresco e inclusive tropical a cada uno de ellos. Como bien te comentábamos, es resistente a altas temperaturas y permitirá que nada se adhiera a tu sartén y dorándolos mejor que con cualquier otro aceite ¡Hazlo un “must have” en tu cocina! Recuerda que su sabor resaltará platos como el curry, las carnes rojas o blancas que sean a la planta, al grill e inclusive, al horno.

 

 

  1. Dale un sabor tropical a los aderezos de tus ensaladas

¿Buscando modernidad y frescura en tu ensalada? ¡Es posible con un aderezo que incluya aceite de coco! Este es un aceite ligero, ideal para la cocción y añadidura en múltiples platos, no causa aumento de peso y brinda valiosos ácidos grasos a tu organismo, que por lo general le quitamos cuando nos sometemos a dietas estrictas. Motivado a esto, te invitamos a preparar tus aderezos sustituyendo los aceites regulares por el de coco.

 

  1. ¡El pan y el aceite no engordan!

Si necesitas que tu pan se tueste con algo de grasa o simplemente deseas añadir un sabor distinto, puedes untarle una pequeña cantidad de aceite de coco. Una vez que lo pruebes, te aseguramos que te despedirás de la mantequilla, entre otras cosas que disfrutes untarle a tu pan. Esto se debe a que el aceite de coco brinda un toque dulce y tropical al mismo. ¡Pruébalo!

Ahora que conoces más acerca de este increíble producto natural, ¿te animas a probarlo? Esperamos haberle ayudado con este post. Para conocer más información sobre el aceite de coco, visite nuestro blog.

 

Deja un comentario